lunes, 16 de abril de 2012

Congelence ahí

-A ver, vamos por partes, tu dices que ya estaba así cuando llegaste. ¿O entendí mal?
-No, no, asi es, yo llegué y ya estaba así. Y justo después tu entraste.
-Estamos de acuerdo que solo tu y yo tenemos llave de la puerta, ¿no?
-Aja.
-Entonces como demonios se pudo haber metido ella y estar dormida en la cama.
-No sé, ¿magia?

Y ya que capte su atención, solo quiero decirles que...no, no me pasó a mi, no tengo la suerte, ni el tiempo, ni las ganas como para andar de aventurero. Simplemente son de esas historias que nacen en la mente mientras estas ocupado arreglando algunas cosas. Pendientes por aquí, por allá. Nunca terminan, nunca se pueden estar tranquilos sin dar un problema.

-Oye amor, ¿qué hace este wey en nuestro baño?
-Ah pa que veas, ya aprendí a hacer magia cariño. *Turum pass*

No hay comentarios:

Publicidad, ni pedo