martes, 24 de agosto de 2010

Cambios

En los ultimos meses me ha tocado un ritmo de vida lleno de cambios, me sali un muchito de la rutina, familiarmente todo esta raro, porque después de una separación emocional entre todos, ahora todo parace bien irreal y somos más unidos que hace unos mesesillos. Se siente extraño, pero a la vez reconfortante saber que todavía hay apollo entre nosotros.
Sentimentalmente, me movieron el mundo, bueno más bien la cayó un terremoto a mi ciudad, y toda la planeación que habia se tuvo que reestructurar para poder salir adelante, continuo, vivo, de a poco, superando pero continuo. Dolio mucho, duele igual y no se cuanto tiempo más vaya a estar así, asi sean algunas semanas, meses y años (tengo manias de extrañar mucho) estoy contento porque se que fue real, sucedio y viví como nunca algo de lo cual no me arrepiento y se que voy a extrañar demasiado.
En el trabajo, el trabajo, uff, ni se diga, cambios, un poquito más de responsabilidades y menos tiempo para respirar, lo cual es estresante pero a la vez me ayuda a despejar de la mente todas aquellas cosas que me tienen mal. La recompensa es buena, porque al final de cuentas me puedo consentir, aunque me gustaria poder consentir a alguien más. No se puede tener todo en la vida, ¿no?
¿Qué pasará después? No tengo ni la mas jodida idea, pero de momento ya no espero nada, de momento solo continuo por inercia hasta que encuentre algun motivo para seguir soñando y motivarme de a deberas.

Si eres lo que tienes, y pierdes lo que tienes, ¿entonces quien eres? Ni idea, el mismo de siempre.

sábado, 7 de agosto de 2010

Killing Random

Sucede que hay veces, cuando no te encuentras con animos ni de mandarte a chingar a tu progenitora a ti mismo, que por costumbre, recurres a la música para distraer la mente y mandar a volar todas aquellas situaciones que hacen que tu vida apeste demasiado.

Pero sucede, a veces, que la casualidad se pone en tu contra de la misma forma que todos los acontecimientos anteriores se reunieron poco a poco para joderte un tanto, que la música y el maravilloso sistema de reproduccion aleatorio hace una suseción de canciones que en vez de levantarte los animos solo recurre a pistas que lo único que hacen es restregarte en la cara lo mal y jodido que estas.

Es por eso, que ahora, prefiero tararear y sin letras, o recurrir al post rock o cualquier música instrumental. Maldito azar chingaquedito ¬¬.

Publicidad, ni pedo