viernes, 31 de diciembre de 2010

Vamole a lo que sigue

En aproximadamente unas 11 horas y pico se termina este año, 2010, un año que en lo personal significo tanto y a la vez me dejo con nada. Perdidas y más perdidas y muchos momentos malos, deprimentes y de los que planeo olvidar. En realidad solo la mitad del año me golpeo con todo lo que pudo, pero ya vamos recobrando el animo y recuperando aquella risa que solia llevar todo el tiempo.

He cambiado, soy más amargadito, pero ya se me esta pasando. Prometo cambiar, y no es un proposito, simplemente es algo que debo hacer. No por nadie más, sino por mi. Digamos que no soy feliz de momento, pero tengo lo necesario para pasarla bien;varios meses de vivir encerrado, de no querer salir, continuo con ello, rara vez salgo a distraerme, tambien planeo cambiar eso, pero lo veo dificil, ya no hayo placer o diversión en el exterior solo recuerdos y cosas que me mandan al hoyo.

Pero ya me preparé mentalmente para que a partir de las 12 se mange a la fregada todo y comenzar de nuevo, ya fue mucho tiempo de arrastrar lo mismo y seguir lamentandome por algo que ya vi que no esta en mi reparar. Mejor vamos a lo que sigue y busquemos una meta diferente, algo que me mantenga ocupado pero sin tener que perder mi escencia, quizás no lo entiendan pero, yo tampoco me entiendo bien.

Solo me queda hacer lo habitual, desearles un buen fin de año, que coman mucho, que disfruten con las personas importantes y quienes las han acompañado hasta ahora, que este año nuevo sea mejor y que se disminuyan las tristezas, si es que las tuvieron. Aparte falta menos menos para el cataclismo del 2012 xD.

¿Lograron sus metas? Que importa si no, hay tiempo todavía, solo hay que seguir poniendole cara a la vida y sonreir.

martes, 14 de diciembre de 2010

Jugando a crear vida

¿Me recuerdas?¿No? Bien, imagina que un día alguien dice que tiene la cura para la crisis del mundo, que los alimentos dejaran de escacear y que se beneficiara al ambiente al mismo tiempo. Que no importaran los niveles de contaminación, que se creará un ecosistema capaz de lidiar con la impureza del aire. Suena hermono, ¿no? También creímos lo mismo... al principio, luego no nos dimos cuenta y ¡oh señor mio! No sabiamos lo que haciamos.

Masato Ushita, si, quiénes mas iban a dar con una solucion si no fueran japoneses, a lo largo de los años, estos curiosos habitantes del planeta se las han ingeniado para asombrarnos con sus multples invenciones. Pero esta vez, habian llegado demasiado lejos, con los avances en la genética que surgieron en el siglo XXV, al fin lograron la forma de manipular la estructura genetica de manera estable y segura, de modo que se podrían replicar cualquier especie conocida pero con mejoras en su organismo. Inclusive empezamos a aplicar estos conocimientos en nuestra decendencia, pero eso es adelantarme mucho a la historia.

Masato solo fue el que nos dio el empujon a soñar, a empezar a crear vida, ya saben, aquello de jugar a ser dioses. Al final, todas las especies de las cuales nos alimentabamos fueron victimas de experimentos, dando origen a una nueva fuente de alimentos y de sustento ambiental. Plantas capaces lograr fotosintesis con la minima cantidad de luz, incluso de noche, plantas semiconcientes del estado y pureza del aire, eran nuestras nuevas maquinas purificadoras y lo mejor que solo necesitamos plantarlas y ellas harian el resto. Animales con mayor fuente de nutrientes al consumirlos, pero el horror de todo, se regeneraban. No era necesario matar y luego preocuparse por deshacernos de los restos.

Ahora solo bastaba mutilar una sección de la bestia, y esta no sentiria el minimo dolor y en cuestión de horas olvidaria la falta de un miembro...regeneración pregresiva gracias a la mutación genetica inducida. Pueden imaginarlo, ¿verdad? Enfermedades desapareciendo, seres humanos mutados casi inmortales. Pero quizás puedan ver hacia donde nos llevo esto. Pensamos en lo vivo...pero qué pasaría con todo lo inerte que habia bajo nosotros. No sabiamos lo que haciamos...simplemente, aún quedaban muchas cosas por descubrir.

Publicidad, ni pedo