lunes, 28 de febrero de 2011

Reescribiendo la historia

En realidad no me gusta reescribirla, solo era porque me gusta esa frase tan usada, en mi caso me gusta empezar de cero y olvidar todo lo pasado.
Si alguna vez formaste parte de mi vida, y en el futuro no te necesito, seguro me olvido, pero no para siempre, simplemente dejan de representar algo importante y cuando preguntan por ello me hago el desentendido.

No vivo en el pasado, asi que la historia no se lleva muy bien conmigo, curiosamente, o quizás podra llamarse ironia, a pesar de que no me gusta recordar el pasado soy de esas personas que tienen una jodida memoria que graba con fuego las cosas (ya lo he dicho muchas veces antes). Vamos, el chiste es que estoy empezando algo nuevo, diferente, alocado y que llena de adrenalina mi vida, ya necesitaba a alguien que contrastara con mi caminar pausado y mi pensar despreocupado.

Para que reescribir historias, si podemos crear mundos paralelos y volar lejos.

lunes, 21 de febrero de 2011

Nos regalaron la eternidad (se me olvido)

Me abrieron los ojos y valio queso la historia porque ya no hayo las palabras para continuar lo que empece, he escrito una y otra vez la continuación y ya no siento lo mismo que cuando la empece, ahora pienso diferente y regrese a ser yo.

Regalar la eternidad, no se trata de un siempre, se trata de un momento que se recuerda para toda la vida. La felicidad no viene en envases donde los conservas y tomas de uno cuando lo necesitas. La felicidad es como un perfume usandose en una noche de vientos tormentosos, lo rocias sobre ti, pero no sabes cuanto llegara a impregnar tu cuerpo. Por eso; lo poco o mucho que se quede, debes abrazarlo y solo disfrutar el momento mientras dure. La eternidad en lo finito, esa es la felicidad de los mortales.

Publicidad, ni pedo