sábado, 7 de agosto de 2010

Killing Random

Sucede que hay veces, cuando no te encuentras con animos ni de mandarte a chingar a tu progenitora a ti mismo, que por costumbre, recurres a la música para distraer la mente y mandar a volar todas aquellas situaciones que hacen que tu vida apeste demasiado.

Pero sucede, a veces, que la casualidad se pone en tu contra de la misma forma que todos los acontecimientos anteriores se reunieron poco a poco para joderte un tanto, que la música y el maravilloso sistema de reproduccion aleatorio hace una suseción de canciones que en vez de levantarte los animos solo recurre a pistas que lo único que hacen es restregarte en la cara lo mal y jodido que estas.

Es por eso, que ahora, prefiero tararear y sin letras, o recurrir al post rock o cualquier música instrumental. Maldito azar chingaquedito ¬¬.

No hay comentarios:

Publicidad, ni pedo