miércoles, 28 de julio de 2010

Pegamento

En ocasiones, sin darnos cuenta las cosas se rompen, caen sin hacer ruido se hace una pequeña grieta y luego poco a poco con el paso del tiempo esta va debilitando la demás estructura.

A veces, intentamos unir las piezas para volver a moldear lo perdido, a veces lo logramos y otras no, si lo logramos lo que se ha roto sigue ahí, conserva su forma, pero sabemos que en realidad es más delicado de lo que antes era y a la menor provocación, al menos roce, cualquier alteracion en su lugar o ambiente puede hacer que caiga en pedazos de nuevo, esta vez en trozos más pequeños que haran cada vez más dificil volver a juntarlo.

¿De que depende que no vuelva a romperse? Además del cuidado, el pegamento, depende de la calidad de este para que se mantenga firme y solido, y que aguante unos cuantos trotes más. Pero, en ocasiones la superficie es ajena al poder de nuestro pegamento, que por más que intentemos unir todo de nuevo, este no cede y es imposible reparar lo dañado.

Es en estas ocasiones, donde nos resignamos y tenemos que dejarlo ir, tirarlo a la basura y esperar a ver si volvemos a ver otro igual o mejor que soporte estar en nuestra casa. Lamentablemente algunas cosas son irremplazables, por lo cual, dejarlas ir nos hace adicto al pegamento.

3 comentarios:

lili dijo...

:( Pero en la vida un final es sólo un nuevo inicio.... uno de tantos.

Saludos!!!.... se le extraña :(
espero que todo ande bien en su vida :).... Besos!!

Eo dijo...

PAREN EL MUNDO!!!

Lili me extraña :D lo cual no se si sea bueno o malo jajaja.

Saludos!

P.D. Esa frase de "uno de tantos" me gusto ¬¬

Tania D.R. dijo...

Puedes tambien pedir pegamento a alguien q lo haya usado... el mio no es muy bueno, pero de tanto usarlo, puedes pensar q si sirve...

Publicidad, ni pedo