martes, 16 de febrero de 2010

Caminante

-Discule señor, ¿usted es de por aquí?
-Si joven, ¿le puedo ayudar en algo?
-Mmm, pasa que estoy perdido, me dijeron que por aquí se encontraba una casa color verde, con
unos acabados muy bonitos en marmol en un balcón. En el hay una silla con una sombrilla encima, y se caracteriza por tener una figurita de ranita colgando de la puerta.
-Disculpame, pero nunca he visto nada como eso, no creo poder ayudarte.
-¿Pero es que acaso usted no camino todos los días por este lugar?
-Así es, pero yo solo camino hacia donde me dirigo todos los días, no necesito mirar alrededor para ver lo que hay, mi destino es hacia adelante.
-¿Pero nunca ha sentido curiosidad por ver lo que hay por aqui?
-Si, pero para qué, si de nada me sirve.
-Bueno, lamento molestarlo señor, siga adelante.

Muchas veces nos topamos con personas que nunca observan a su alrededor, y que dicen vivir en cierto lugar, pero no conocen cada rincón. Y no solo eso, cada día las personas van perdiendo la curiosidad de aprender y saber sobre todo, solo se van conformando con lo que la vida les va dando y nunca miran mas alla para ver si pueden adquirir información que en algun momento será útil.

-Ah que señor más despistado, tenia la casa enfrente de él y yo a mis espaldas, si tan solo hubiera volteado a verme me lo hubiera dicho.

Claro, que también hay gente que con curiosidad se pierde en el camino, pero al menos llega, tarde, pero llegan.

2 comentarios:

Levan dijo...

PRESENTE!!!

ja, yo soy una de esas personas.

:-/

lili dijo...

A mí si me da curiosidad aprender y mirar más allá.... por eso lo de "mi gusto por las mujeres" o.0 jajajajaj.... no manches!!!...... era broma... te juro ke no soy lesbiana... sí me gustan los hombres!!!... HE DICHO!

Saludos!!

XOXO.

Publicidad, ni pedo