miércoles, 9 de diciembre de 2009

Diagnóstico

Después de unas semanas de pensarlo y de acuerdo con lo que me ha sucedido recientemente caigo en la cuenta de que: "Lo que diga un nutriologo me viene valiendo madre". En serio. Desde pequeño mi madre siempre me ha alimentado bien y bonito, he comido hasta no poder más, tambien me han dicho que no es malo comer en la calle que siempre es bueno darse el gusto.

Así he pasado la mayor parte de mi vida, como la mayoría de los mexicanos, comiendo tortas, tacos, empanadas y demás porquerías que te puedes encontrar en las avenidas o calles de tu ciudad. Curiosamente ahora que he intentado tener una vida más "saludable", le esta yendo como en feria a mi organismo, enfermandome a cada rato y con malestares que normalmente no tenía. Quizás en parte sea que los años no pasan en vano, pero bien es cierto que todo esto viene a coincidir cuando me digo:"Mi mismo, es hora de comer más ligth y cuidar las porquerias que te metes al estómago".

Y así pasó que me enfermo, me da mucha gripe, infección en oido, garganta, estómago y que la chingada, así que desde este momento a la chingada lo que dije que vida saludable, año nuevo comiendo tranquilon, no, NI MADRES al ratito voy a pasar a comprarme unas pinches carnitas de surtida con harta salsa verde, luego en la noche una hamburguesa doble y un hocho con tocino para recuperar el hambre perdida.

¿Verduritas y sopitas? NO, eso no más es para gente que no sabe vivir bien. Yo no más no soy saludable.

2 comentarios:

Johnny Vox dijo...

eso tal vez pasa por que no te has acostumbrado a comer saludable, deberias de empezar a hacerlo tranquilo, no de golpe

y es por eso que los nutriologos estan hechos para la gente que tiene pesimos metabolismos o que en verdad no tienen idea de cuando medirse

que bien que nunca estudie nutriologia

Eo dijo...

jaja buen punto, cabe recalcar q mi metabolismo es un poquitin acelerado y las cosas las digiere y asimila rapido mi organizsmo haciendo q tengan un efecto muuuy pronto

Publicidad, ni pedo