lunes, 21 de septiembre de 2009

Corazón frustrado

¿Y qué ha sido de mí? ¿Y de tí? No lo sé, no lo sé del todo, hace tiempo jugé a ser el sueño de las pequeñas, a ser el principe azul que las madres siempre le enseñan a sus princesas. Si, a mi también me enseñaron a ser un principe, a bajar cielo, sol y las estrellas por hacer feliz a una doncella. Pero... ¿porqué no me enseñaron que eso no serviría de nada?

De que sirve bajar astros con palabras y acciones, si algunas princesas no desean dulzura, hay quienes buscan aventura, pasión y emociones fuertes. Perdí muchas veces ante barbaros, en la lucha por el corazón de alguien, siempre fuí segundo, estuve cerca de tocar la meta, pero siempre caía en el último memento.

¿ Ahora qué puedo hacer? Ser vikingo es la solución, ¿no?

;::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hoy nos acaban de ownear con un link, y vi el mejor RT hasta la fecha.

3 comentarios:

lili dijo...

El meollo del asunto está en que las princesas y los príncipes jamás han existido...

Saludos!!
XD.

Eo dijo...

no no no, si han existido, pero no como te lo cuentan cuando eres niño (Disney)

yo por eso cuando alguien dice que es princesa, huyo, sin pensarlo.

Verdaderoyo dijo...

Ese es el problema, son fantasias horrendas que nos hacen creer que son ideales, cuando en realidad son todo lo contrario . . .


Si te decides por el Vikinguismo, seras bien recibido . . .


Saludos.

Publicidad, ni pedo