martes, 18 de noviembre de 2008

Soy un niño más feliz

Si, si las guitarras me hicieron sentir bien esto fue todavía mejor. Después de 6 años y pico volvi a encontrarme con una amiga de la secundaría, desde que deje Veracruz no volví a saber nada de las personas que conocí alla. Y es hasta hoy a primera hora que recibo un correo donde acepto mi invitación en una de las tantas redes sociales que hay en internet y luego me mando un correo.

Seguido abro el messenger y me habia agregado y seguido nos pusimos a platicar poco mas de una hora, me da gusto ver que a pesar que aquí donde estoy las cosas han cambiado demasiado en 6 años, mi relación con ella este tiempo sin vernos no ha cambiado nada, bueno casi nada, pero eso solo lo sabemos ella y yo y algunos más. Se preguntarán, ¿y eso qué, no es gran cosa?

Para mi si lo es, ella fue una parte importante de mi vida de chavito, aprendi lo que era querer a alguien, aprendi lo que es realmente la atracción por el sexo opuesto, aprendí a ser feliz, aprendí a sufrir y sobre todo aprendí que siempre hay alguien para nosotros. Aprendí que mi gran enemigo siempre ha sido la ingenuidad y si no fuera por ella las cosas ahora serían tan diferentes.

De repente, me invaden recuerdos que habia encerrado, para protegerme a mi mismo del recuerdo, y ahora que los dejo libres, me siento tan lleno, tan completo. ¿Qué es esto? Aún quiero descubrirlo.

2 comentarios:

Levan dijo...

Los reencuentros siempre son buenos, en este momento de nuestra vida ya hay gente que no hemos visto en unos cuantos años, eso solo confirma que nos estamos volviendo viejos.

Eo dijo...

si, pero lo mejor es ver que a pesar del tiempo algunas personas nunca cambiam jajaja me senti de 14 otra vez. Un flashback maestro jeje

Publicidad, ni pedo