viernes, 26 de septiembre de 2008

El universo conspirador

Desde ayer no sé a que se deba, pero me come una weba inmensa, de esas que te quitan las ganas de realizar cualquier actividad que involucre uzar mas del 40% de los musculos del cuerpo... o sea no tengo ganas de moverme.

Pero la rutina, el trabajo, la escuela es algo que no me permite concretar ese deseo de simplemente estar ahí tirado como si fuese parte del decorado de la casa. Agreguemos también que este maldito estomago se esta volviendo blando y ya no aguanta comer como antes... ya no puedo tragar a gusto sin sentir agruras, si esto significa crecer, es una porqueria.

Eso si, tengo muchas cosas por hacer pero ganas me faltan, ¿qué haré? No tengo idea pero siempre pasan cosas curiosas durante el día que te llevan a donde menos te lo esperas... y yo nunca espero nada.

De nuevo el las circunstancias me dan una patada en el trasero, me regalaron unos chocolates en clase, sali unos minutos y cuando regrese... ya no estaban, solo me dejaron la emboltura,snif.

2 comentarios:

Srta. Pelo dijo...

Jajajajaja.

Nunca dejes unos chocolates a la vista, si la gente no se inmmuta en ratearse el dinero, mucho menos en robarse una caja de chocolates.

Un sábado o domingo quédate en casa y haz un maratón de películas para tí solito. Compra comida hecha y no salgas de tu habitación. Sólo deberás hacer esfuerzo para usar el control remoto y pararte para ir al baño.

Respecto al estómago, tristemente, te entiendo a la perfección :(

Eo dijo...

que bueno que no estoy solo en este mundo :)

estem de hecho los domingos siempre hago eso, siento que me vigilan ¬_¬

mi estomago ya no es el de antes,tristemente acepto la realidad

Publicidad, ni pedo